Pasacascos para Embarcaciones

Pasacascos para Embarcaciones

Dentro del funcionamiento de las grandes embarcaciones, tenemos todo un sistema que hace funcionar todas las partes del mismo, lo cual requiere de diversas herramientas y accesorios para que pueda llevarse a cabo todo el proceso de funcionamiento del mismo, como por ejemplo, los Pasacascos, también conocidos como válvulas, los cuales aseguran la estanqueidad y el correcto funcionamiento de los circuitos de agua del barco, siendo el nexo de unión entre el mar y los circuitos interiores de agua dulce o salada del mismo.21871-9497499.jpg

TIPOS DE PASACASCOS

Normalmente, son instalados al menos media docena de estos mecanismos en un barco, los cuales permiten evacuar el agua de la ducha, de las picas y fregaderos, así como hacer funcionar el WC o incluso refrigerar el motor. De estos pasacascos para embarcaciones, podemos encontrar cuatro tipos:

  • Aleaciones de cobre: el bronce y el latón son dos de las aleaciones cuya base es el bronce y son muy utilizadas en el mundo de la náutica. Por su parte, el bronce contiene en un proporción de un 3 y un 20% estaño, mientras que el latón es un poco más plateado, contiene cobre y zinc. Por su resistencia a los elementos, sencilla mecanización y fácil maleabilidad, el latón y bronce son utilizados desde hace mucho tiempo en la fabricación de pasacascos, inclusive se habla de ser posiblemente la primera aleación utilizada por el hombre. Este metal destaca por su resistencia ante las agresiones del agua de mar.
  • Acero inoxidable: el acero es una aleación de hierro a la cual, para darle más consistencia, se le añade carbono, y, para hacerlo inoxidable, se le añade cromo y níquel principalmente, en porcentajes del orden del 10%. Lo que lo convierte en uno de los metales favoritos para realizar accesorios náuticos es lo inoxidable del mismo, como su nombre lo indica, teniendo buenas cualidades mecánicas.
  • PVC: es un compuesto sintético en el que se mezclan principalmente cloro y derivados del petróleo, su color es gris, aunque, puede ser traslúcido, opaco, blando o rígido según su formulación. Los pasacascos fabricados en este material no se recomiendan en náutica, ya que sufre una degeneración por evaporación del cloro que contiene, volviéndose frágil.
  • Polímeros reforzados: son la principal opción para todo tipo de barcos, pues tienen un nivel máximo de resistencia mecánica, a la abrasión y a los rayos UV, siendo insensible al óxido, a la corrosión galvánica o la electrólisis,pero debido a su elevado precio, han dejado ser en ocasiones, la primera opción.